Santiago Rubinstein

By | 5 agosto, 2013

por Alfredo Garrido*

Rubistein

Tiene ochenta años pero sigue litigando con una vitalidad envidiable, y no es casualidad: realiza caminatas a ritmo y practica yoga diariamente, y es un entusiasta de la comida naturista. Es respetado entre sus colegas y conocido por sus obras, varias de ellas ya clásicas en el ámbito civil y laboral. A fines de los años ochenta, este discípulo de Krotoschin y Deveali (que prologaron sus obras) fundó la Sociedad Argentina de Derecho Laboral (SADL), la entidad más representativa y con mayor cantidad de socios del país del derecho laboral y de la seguridad social, de la que es hoy presidente honorario.

Se mantiene vital. ¿Hace ejercicios? ¿Lleva alguna dieta?

Para mantener la vitalidad a través de los años, es importante ejercitar la mente, tener objetivos claros y metas lógicas que se puedan concretar en el tiempo. El cuidado de la parte física es fundamental, por ello siempre practiqué deportes, como el futbol y el tenis, este último hasta los 70 años. Hace 10 años concurro a clases de yoga y realizo caminatas a ritmo, casi diariamente. Mi esposa –profesora de cocina natural– supervisa mi alimentación.

¿Cuál es el rol de su familia ante tanta actividad?

El acompañamiento de la familia juega un rol importante en mi vida, pues me sirve de aliciente no solamente para realizar mis actividades laborales y/o científicas, sino también para compartir gratos momentos.

¿Cómo surgió la idea de fundar la Sociedad Argentina de Derecho Laboral?

Como afirmaba el maestro Deveali, soy un “artesano del derecho”, ejercí siempre la profesión y por tal motivo pude hacer lo que se llama un estudio de mercado sobre las necesidades y preferencias de los colegas. Fue por ello que después de evaluar las actividades y gestiones de otras asociaciones vinculadas al Derecho del Trabajo, observé que había una gran franja de abogados que anhelaban mayor participación en la vida societaria, en especial la realización de estudios interdisciplinarios, la creación de maestrías, la vinculación con colegas del interior y del exterior del país, la defensa de la justicia laboral y el respeto a los colegas, etc. Ellas fueron las principales razones que me impulsaron a fundar SADL, allá por el año 1989, fecha contemporánea a la caída del Muro de Berlín, acontecimiento histórico que este año se festeja en todo el mundo.

¿Quiénes lo acompañaban en ese momento?

En los primeros años se incorporaron a SADL, los Dres. Cayetano Zemborain, Graciela Gianella, Roberto Esquenazi, Lucía Giacardi, Guillermo A. Lastra, Horacio Brignole, Humberto Podetti, Miguel A. De Virgilis, José L. Caputo, Javier Delrío, Isidoro Goldenberg, Arturo Ravina, Mario Schmoisman, Rodolfo Vedoya, Blanca S. Meghinasso, Luis Martínez, Carlos María Outes, Matías González, Alejandro Basile, Hugo Molteni, Alicia Vermé, Simón Abecasis, y Carlos Cazenave, entre otros.

¿Cómo ve a la SADL hoy, luego de 20 años de su creación?

Es evidente que la entidad creció y se desarrolló en todo el país, con la realización de importantes congresos, conferencias de especialistas en derecho laboral, jornadas, maestrías a nivel nacional e internacional, y la publicación de la Revista de SADL que se distribuye en toda la República. Considero que SADL actualmente es la entidad de mayor importancia, por el nivel de las actividades que realiza, incluyendo los cursos que se dictan en la sede, con gran afluencia de profesionales.

¿A qué grandes del derecho laboral recuerda con cariño y quienes fueron sus maestros?

Entre los más destacados, puedo mencionar a los Dres. Alfredo L. Palacios, Mariano R. Tissembaum, Mario de la Cueva, Américo Plá Rodríguez, Norberto Centeno, Alejandro Unsain, Mario L. Deveali y Ernesto Krotoschin, estos dos últimos fueron mis maestros, quienes prologaron dos de mis libros y compartieron en sus últimos años, interesantes conversaciones sobre la temática laboral.

¿Cómo se le ocurrió un encuentro entre Borges y los Abogados?

Resulta que siempre me agradó la literatura y la poesía en especial, soy un estudioso del poeta Rainer María Rilke, contando en mi biblioteca con 60 títulos entre los de Rilke y los trabajos sobre él. En la Revista de la Asociación de Poetas Argentinos (APOA) de hace varios años, se publicó un trabajo sobre Rilke de mi autoría.

En una oportunidad, en calle Florida, buscando libros de Rilke, me sucedió algo curioso. Me atiende una empleada de una librería y con total desconocimiento del autor, me expresa: “No, de ella no tenemos nada”, con evidente ignorancia de un autor conocido en todo el mundo.

En el primer editorial del Suplemento Cultural de la Asociación de Abogados de Buenos Aires, en mi carácter de Presidente de la Comisión de Cultura, dije: “Aspiramos a transmitir la idea de que a los abogados no sólo les interesa la cultura sino que también suelen ser protagonistas de ella” (Diciembre de 1986). En la Revista “Repertorio latinoamericano hacia la integración por la cultura” (Nº 48, Octubre/Noviembre/ Diciembre 1981) en la cual colaboraron poetas de distintos países, tuve el honor que hayan publicado esta breve poesía:

SUEÑO Y ACROBACIA

“El sueño cae en el espacio como el maravilloso acróbata, y no sabe que su destino se pierde en la eternidad”Con los antecedentes señalados y mi admiración por Borges, lo invité para una charla en la Asociación de Abogados de Buenos Aires. Me recibió en su domicilio y previa conversación de 4 horas, aceptó mi invitación, como consta en mi libro “Borges con los Abogados”; tuve el honor de hacer su presentación.

¿Cuál cree usted que es la clave del éxito de su Código de Tablas de Incapacidades Laborativas?

La necesidad que había para la evaluación de las minusvalías y el hecho de haber reunido las mejores tablas utilizadas en distintos países; además por su utilidad en el fuero civil, donde no existe ningún baremo especial para esa rama del derecho. El prólogo del Dr. Krotoschin destacó los méritos de la obra.

¿Cómo ve el futuro del Derecho Laboral?

Depende del cambio de estructuras en la organización mundial del trabajo, en los objetivos del sindicalismo, en especial la defensa de la justicia social y también en la modificación de los paradigmas económicos, que puedan evitar crisis fi nancieras, que como la actual incide con fuerza en el tema del empleo y de la pobreza; de todos modos tengo un moderado optimismo acerca del futuro del derecho laboral.

Conclusiones

El Dr. Santiago J. Rubinstein ama la vida, y ello incluye su trabajo. No es un emprendedor por necesidad, sino que crea movido por su pasión por enseñar y aprender.No es un defensor de causas perdidas, pero le gusta aceptar retos difíciles, y abraza lo que para otros son utopías: fundó la SADL para defender el derecho laboral protectorio cuando el mundo se dirigía hacia una década de flexibilización y neoliberalismo; acercó la literatura a los abogados convenciendo nada menos que a Jorge Luis Borges de ir a su encuentro; condensó en una sola obra –y transformó en un clásico: el “Código de Tablas de Incapacidades Laborativas”– todo el material existente en materia de baremos utilizados para medir mermas de la capacidad psicofísica para el trabajo. Rubinstein ama a su familia –son su sostén y su refugio– y defiende a sus amigos. Es un digno contrincante en cualquier arena, el paradigma del abogado sagaz que defi ende a sus clientes sin perder el respeto por el adversario. Contemplándolo, mirándolo directamente a los ojos, inspira respeto y admiración. Es que lo rodea un aura singular, reservada para unos pocos elegidos.

Reportaje a cargo de ALFREDO GARRIDO: PERIODISTA, PRODUCTOR Y CONDUCTOR del Programa de Televisión “ALTO NIVEL” que se transmite en Buenos Aires, Gran Buenos Aires y 375 Emisoras del interior del país por CABLEVISION y MULTICANAL (Canal 13 – METRO) los sábados a las 17 horas y los domingos a las 16.30 hs.. Alfredo Garrido supervisó y dirigió la nota que se sustenta en entrevistas, encuentros, reuniones, material acopiado y opiniones recabadas por estudiantes de periodismo y comunicación social.

Ver otros reportajes

BOTON-JULIO BOTON-FERREIROSBOTON-PEDRO BOTON-AHUADBOTON-FERA

BOTON-HIERREBOTON-MARIABOTON-BIRENBOTON-LILI BOTON-ELEO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *