Falleció el Dr. Eduardo Perugini

La Dirección de la Maestría en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales (UNTREF), el Doctorado en Derecho del Trabajo (UNTREF), el IDEIDES (UNTREF), la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Derecho Laboral (SADL), la Asociación de Relaciones del Trabajo de la República Argentina (ARTRA-ILERA), y el Dr. Julio A. Grisolia, despiden al Dr. Eduardo R. Perugini (padre del Dr. Alejandro Perugini), un gran jurista, un doctrinario y docente, que marcó un sendero en el Derecho del Trabajo y las Relaciones Laborales.

El Dr. Eduardo R. Perugini, fue un trabajador incansable, que con mucho esfuerzo logró avanzar en sus estudios, egresando en 1952 del Colegio Nacional Buenos Aires y luego se recibió de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Ingresó en la segunda mitad de la década del 50 a la Justicia Nacional del Trabajo como empleado en la última categoría; fue ascendiendo hasta ser nombrado Secretario del Juzgado del Trabajo N° 6; a inicios de la década del 70 fue designado Juez en el Juzgado de Primera Instancia N° 35, y pocos años después Vocal de la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en la que se desempeñó por casi 20 años.

Fue docente universitario de grado y posgrado, conferencista en congresos y seminarios, escribió una gran cantidad de artículos publicados en revistas de la especialidad y fue el autor de un libro emblemático, “Procedimiento Laboral”.

Esta magnífica obra de la década del 80 analizaba desde la doctrina y la jurisprudencia cada artículo de la ley 18.345, y fue utilizada por generaciones de abogados, funcionarios y magistrados. Ese libro sirvió de inspiración al Tratado de Procedimiento Laboral de Abeledo Perrot (Grisolia, Julio – Perugini, Alejandro, 4 tomos).

Dos ex camaristas semblantearon su personalidad. La Dra. Diana María Guthmann (ex jueza de la Sala V) “despide con tristeza al amigo de la vida y del trabajo que con su gran inteligencia y creatividad supo deslumbrar a varias generaciones de laboralistas”.

El Dr. Carlos Fioribello (ex juez de la Sala IV) ingresó a la Justicia Nacional del Trabajo presentado por Eduardo Perugini para su examen de admisión y finalizó su carrera como Juez de Cámara, integrando con él la Sala IV. “Qué lujo fue. Era una persona de una inteligencia superior y una capacidad de trabajo inigualable. Hoy, me lleno de duelo por la partida de un fuera de serie, tanto en lo intelectual, como en lo que fue como amigo. Este homenaje es para vos, Eduardo R. Perugini. Fuiste un personaje trascendental en mi vida. Hasta nuestro próximo encuentro”.

Eduardo Perugini, tanto en su paso por la Justicia Nacional del Trabajo durante 40 años -particularmente con sus sentencias- como en la docencia universitaria, los cursos de posgrados, las conferencias y –finalmente- en el ejercicio de la profesión, demostró ser alguien distinto, una persona excepcional, un rara avis.

Fue un hombre pasional, comprometido con sus ideales, valiente, reflexivo, innovador, con un pensamiento descontracturado y creativo: una mente brillante, difícil de digerir por tanta mediocridad.

Nos deja su sabiduría, creatividad y profundidad de sus publicaciones y sentencias, y algo más; a su querido hijo y amigo el Dr. Alejandro Perugini, quien a través de sus más de 30 años de carrera judicial como empleado, secretario, fiscal y ahora juez de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, y como doctrinario, académico y docente de posgrado en nuestras Diplomaturas, Maestría y Doctorado, honra diariamente su memoria y mantendrá vivo su recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *